viernes, octubre 15, 2021
HomeColumnistasAutonomía sanitaria para disminuir vulnerabilidad y dependencia en el Sur Global I

Autonomía sanitaria para disminuir vulnerabilidad y dependencia en el Sur Global I

Fundacion Mision Salud
Fundación Misión Salud
César Moreno-Romero: Químico Farmacéutico, Universidad Nacional de Colombia. Máster en Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología, y Doctorando en Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Salamanca.

La emergencia mundial actual hace aún más evidente lo necesario que es fortalecer capacidades nacionales que permitan acceso a la población a medicamentos y otras tecnologías sanitarias esenciales para la salud y la vida.

Haga clic en el botón para cargar el contenido de view.genial.ly.

Cargar el contenido

Desde mayo se han dado movimientos geopolíticos relacionados con el actual fenómeno epidémico que han involucrado a diversas instancias, en debates y agendas relacionadas con mejorar la disponibilidad de vacunas con las cuales contener la emergencia COVID 19.

Al respecto es claro que cuanto más dependiente sea una nación de las cadenas globales de suministro de tecnologías sanitarias, será más vulnerable. Lo que procede entonces es que cada país aumente su nivel de “autonomía sanitaria”, definida esta como la “capacidad que tiene un país de responder a la interrupción—o al cambio abrupto en las condiciones de abastecimiento— de la cadena global de valor de la salud”[1].

Volviendo a los movimientos geopolíticos, una secuencia de estos tiene como eje la iniciativa conocida como “Waiver”, que desde octubre de 2020 Suráfrica e India han liderado a favor de la suspensión de obligaciones relacionadas con protección de propiedad intelectual.

El apoyo internacional a esta iniciativa es creciente y ha marcado hitos como la declaración del Gobierno de Estados Unidos el 5 de mayo de estar dispuesto a cambiar su habitual rigidez en esta materia[2].

Otro hito al respecto se marcó el 10 de junio con promulgación de resolución del Parlamento Europeo que pidió suspender temporalmente los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas contra la Covid-19.

Si bien estos hechos se observan en la dirección correcta, a la postre es sólo en la Organización Mundial del Comercio (OMC) en que el “Waiver” podría concretarse[3], mas diversas fuentes de análisis prevén múltiples obstáculos y tropiezos que la iniciativa podría sufrir allí.

De otro lado, hay que decir que el “Waiver” por sí sólo no garantiza desencadenar potencialidades de producción local de vacunas. Hacen falta consolidar mecanismos de transferencia tecnológica, de puesta en operación de capacidades científicas e industriales, y de construir políticas consistentes de respaldo a inversiones no exentas de riesgo.

Entre tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) continúa propiciando mecanismos que permitan fortalecer capacidades de producción local de tecnologías sanitarias. En el marco de su 74ª Asamblea realizada del 24 de mayo al 1 de junio dio lugar a discusiones y reconocimiento de diversas iniciativas, entre ellas, el “Waiver”, y el Acceso Mancomunado a Tecnologías contra la COVID-19” (C-TAP), que ya cumple un año como mecanismo propuesto por el Gobierno de Costa Rica y que cuenta con el respaldo de más de 40 países, entre ellos, ocho de Suramérica, dentro de los que no está Colombia.

Le puede interesar  Hay que recuperar la capacidad colombiana de producción

En los esfuerzos internacionales promisorios que promueve la OMS está el de un consorcio sudafricano en proceso de consolidarse como primer centro de transferencia de tecnología de las vacunas de ARNm ante SARS CoV-2/Covid-19.

Por su parte, el G7 ha anunciado esfuerzos de donaciones[4], que si bien constituyen alivios a la situación global, no resuelven plenamente las urgencias de abastecimiento de vacunas para superar la actual emergencia, ni resuelven incertidumbre, dependencia y vulnerabilidad que predominan en salud en el sur global.

Entre tanto, llama la atención la voz del Gobierno de México desde la cumbre de Ministros de asuntos exteriores del G20, el 29 de junio alertando sobre la situación específica de América Latina y el Caribe, región sobre la cual presentaremos los correspondientes análisis en la siguiente columna de Misión Salud, haciendo énfasis en la relevancia de incrementar la autonomía sanitaria de los países del subcontinente en un contexto de resiliencia en la situación de salud y socioeconómica que urge promover a partir de avances regionales, potencialidades y voluntades.

Le puede interesar  Seguridad alimentaria en el centro occidente de Colombia: Antioquia I

[1] Comisión Económica para América Latina y el Caribe [CEPAL] (2020), “Las restricciones a la exportación de productos médicos dificultan los esfuerzos por contener la enfermedad por coronavirus (COVID-19)

en América Latina y el Caribe”, mayo.

[2] En su momento, desde Misión Salud ponderamos nuestro entusiasmo previendo dificultades y complejidad en lo que sigue

[3] Por ser la instancia jurídicamente competente al respecto, estado de las cosas que es controversial, pues múltiples voces reclaman que no prevalezca la OMC sobre la OMS en decisiones que son de trascendencia global en salud.

[4] Al respecto replicó China reivindicando un genuino multilateralismo que debe tener como núcleo sólo a la ONU.

Fundacion Mision Salud
Fundación Misión Salud
César Moreno-Romero: Químico Farmacéutico, Universidad Nacional de Colombia. Máster en Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología, y Doctorando en Lógica y Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Salamanca.

VEA TAMBIÉN

Transgénicos: ¿Progreso para la Humanidad o camino a la pérdida de biodiversidad...

Laura Gutiérrez, Doctora en Antropología e investigadora en Biotecnologías agrarias, presenta los diferentes tipos de transgénicos, sus ventajas y los riesgos que conllevan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA