viernes, 12 de agosto de 2022
Inicio  »  Turismo  »  El turismo se está reactivando a medias

El turismo se está reactivando a medias

El éxito de algunas ciudades durante Semana Santa muestra un repunte del turismo nacional con respecto al año pasado. Sin embargo, las cifras negativas de algunos destinos turísticos importantes y los nuevos confinamientos muestran que este sigue en la incertidumbre.

palma de cera 1 scaled

El sector turístico ha sido uno de los más golpeados por la actual crisis sanitaria. En 2020, su contribución al PIB mundial se desplomó en un 49,1%, muy por encima de la caída promedio de la economía global, que fue de 3,7%. En el caso de Colombia, el panorama es igualmente preocupante: la contribución al PIB nacional del sector turismo, que incluye servicios de alojamiento y restaurantes, cayó en un 31,6%, al pasar de 3,8% en 2019 a 2,6% en 2020.

Esta Semana Santa, Colombia logró un promedio de ocupación hotelera de 37,34%, muy por encima del 1,78% registrado durante la misma temporada de 2020. La Encuesta Mensual de Alojamiento del DANE evidencia que, en enero de este año, el sector mostró las cifras más alentadoras desde marzo de 2020, pese a que el personal ocupado se redujo en un 37,2%, el valor promedio de los salarios cayó 5,9% y los ingresos del sector se redujeron en 45,3% con respecto al mismo mes del año pasado.

Sin embargo, muchos destinos turísticos nacionales no alcanzaron las metas de recuperación que se habían propuesto. Por un lado, Popayán, cuyos ingresos por servicios turísticos dependen en buena medida de las fiestas religiosas de esta época del año, registró una ocupación de apenas19,78%, bastante menor que el 73,68% de 2019. Por otro lado, según la Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco), Santa Marta llegó a un 44,99% de ocupación, muy por debajo del65% proyectado para este año. Esto, de acuerdo con Ómar García, presidente ejecutivo de Cotelco en Magdalena, se debe a los cierres por la delicada situación sanitaria de la ciudad, que registró a finales de la Semana Mayor una ocupación de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de 94,5%.



En contraste, otras ciudades, como San Andrés y Cartagena, mostraron cifras positivas. Mientras que la primera, a pesar de los daños del huracán Iota, alcanzó una ocupación del 73,41%, la segunda reportó que el 68,83% de todas sus camas fue ocupado durante esta temporada vacacional. Para Mónica Mass, directora de Cotelco Cartagena, lo anterior responde a que la Heroica cuenta con “la garantía de los protocolos de bioseguridad” y a que los decretos de toque de queda “son más flexibles” que en otras ciudades.

A este respecto, Inés Elvira Martínez y Peter Valldejuli, una pareja de empresarios hoteleros con propiedades en Cartagena, Barranquilla y la Guajira, señalan que, en el caso de ciudades como Barranquilla o Santa Marta, “los cierres son demasiado estrictos”, lo que “hace que los turistas piensen dos veces si se quieren ir de vacaciones, porque creen que se la van a pasar encerrados”. Así mismo, aseguran que, por esta razón, “hemos preferido no hacer grandes inversiones en infraestructura y contratación, porque no sabemos a ciencia cierta cuántos turistas van a llegar”.

Pese al comportamiento desigual en términos regionales, los hoteleros reconocen que el Gobierno y el Congreso se han puesto a la tarea de brindar ayudas al sector. Según Cotelco, la expedición de la ley 2068 del 31 de diciembre de 2020 es motivo de optimismo, puesto que les permite a los gobiernos municipales y distritales tener independencia, durante las vigencias de 2021 y 2022, para otorgar reducciones de impuestos a quienes se encuentren clasificados como prestadores de servicios turísticos.