viernes, 12 de agosto de 2022
Inicio  »  Industria  »  La globalización se ha debilitado como motor de crecimiento: CEPAL

La globalización se ha debilitado como motor de crecimiento: CEPAL

En un reciente estudio, la CEPAL señaló que la Globalización se ha debilitado y que la sucesión de crisis debilitó la estructura productiva y el crecimiento mundiales.

Contenedores, Barco, Barcos, Transporte, Globalización, Transporte marítimo

La Comisión Económica para América Latina (CEPAL) publicó un preocupante informe en el que afirma que la globalización ha sufrido duros reveses que la han frenado y anuncia que en 2022 habrá menos crecimiento económico. 

“La expansión del modelo de globalización basado en cadenas internacionales de producción, que se concentró en tres grandes ‘fábricas’ mundiales (América del Norte, Asia Oriental y Europa), afectó negativamente el empleo y los ingresos de las clases trabajadoras y los estratos de ingresos medios en los países desarrollados, lo que impulsó posturas nacionalistas y antiglobalización en los Estados Unidos y los países de la Unión Europea”, afirma la CEPAL en el estudio. 

De acuerdo con el organismo internacional, una sucesión de crisis, entre las que menciona la crisis financiera de 2008, las confrontaciones entre Estados Unidos y la Unión Europea y posteriormente entre Estados Unidos y China, la pandemia de Covid-19 y la guerra en Ucrania, ha generado choques que “han debilitado la globalización como motor del crecimiento y han llevado a que las razones geopolíticas predominen sobre las razones de eficiencia”. 



La crisis de suministros agudizó la situación

La CEPAL reseñó la crisis logística y de suministros que se ha experimentado en los últimos años y que ha tenido fuertes impactos en la competitividad —sobre todo de algunas regiones— y en los costos de operación. “La disputa comercial entre los Estados Unidos y China y posteriormente la pandemia de COVID-19 se tradujeron en rupturas en diversas cadenas productivas manufactureras”, aseguró.

Le puede interesar: ¿Cómo hacer para que el comercio mundial deje de ser analógico?

Ejemplo de ello es la crisis de los microprocesadores o microchips, los cuales son de gran importancia en industrias que van desde la del transporte hasta la de la maquinaria industrial. 

Al respecto, el organismo internacional explicó que la alta integración del sistema productivo, que no solo mostró sus debilidades ante eventos de gran magnitud como la pandemia de Covid-19 y la guerra en Ucrania sino también ante hechos difícilmente previsibles como el bloqueo del canal de Suez hace un año, está siendo repensada.

Por una parte, han surgido críticas al modelo just in time (justo a tiempo), que funciona con ajustados tiempos de entrega y bajos inventarios. Por otra parte, se han fortalecido estrategias que replantean la globalización como se aplica hoy en día. 

“La conjunción de estos factores reforzó las tendencias a la regionalización con estrategias de relocalización (reshoring), deslocalización cercana (nearshoring), combinación de localizaciones interna y en diferentes países (multi-shoring) y localizaciones en países considerados ‘amigos’ (friend-shoring)”. 

Lea también: ¿Estados Unidos está regresando al viejo proteccionismo?

Además de los distintos procesos de relocalización que se han puesto en marcha desde hace varios años, pero en especial recientemente, los países desarrollados han respondido con políticas industriales, apoyadas en grandes inversiones, sobre todo en sectores de alta tecnología y fuentes renovables de energía. En estas decisiones han influido razones de seguridad, de soberanía y de defensa, especialmente en relación con sectores estratégicos como la energía, los alimentos y varios rubros manufactureros. 

En 2022 habrá menos crecimiento económico

De acuerdo con la CEPAL, se estima que en 2022 la economía mundial crecerá un 3,3%, es decir, 1 punto porcentual (pp) menos de lo que se proyectaba antes del conflicto entre Rusia y Ucrania. 

En el caso de los Estados Unidos, se espera un crecimiento de 2,8%, es decir, 1,2 pp por debajo de las estimaciones iniciales. En el de la zona euro la revisión a la baja es aún más dramática; si bien también se espera un crecimiento de 2,8%, esto es 1,4 puntos porcentuales menos de lo estimado antes de la guerra.

América Latina y el Caribe no estarán exentas de la afectación. El deterioro de la dinámica del PIB en Estados Unidos, China y la Unión Europea, principales socios comerciales de la región, tendrá un efecto negativo en la demanda externa de bienes y servicios. 

Además, la región se seguirá viendo afectada por el alza en las tasas de interés y por la creciente inflación global, que inició en el segundo semestre de 2020 y ha alcanzado máximos históricos en el primer cuatrimestre de 2022. 

Puede consultar el informe completo en este enlace.

Siga leyendo: “Economías de América Latina y el Caribe solo se recuperarán hasta 2025”: CEPAL