domingo, 4 de diciembre de 2022
Inicio  »  Empleo  »  Las mujeres tienen mayor nivel educativo, pero poca participación en las decisiones del hogar: DANE

Las mujeres tienen mayor nivel educativo, pero poca participación en las decisiones del hogar: DANE

El DANE reveló por primera vez los resultados sobre el poder de negociación y toma de decisiones que tienen las mujeres y los hombres colombianos al interior del hogar.

WhatsApp Image 2022 03 08 at 6.45.45 PM

A propósito del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer y Día Internacional de la Mujer Trabajadora, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) junto con el proyecto Quanta-Cuidado y Género —una iniciativa desarrollada por la Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad de los Andes que tiene el objetivo de contribuir, con herramientas cuantitativas y cualitativas, al estudio de la economía del cuidado en Colombia—, presentaron los primeros resultados sobre la toma de decisiones y poder de negociación al interior de los hogares. 

De acuerdo con las entidades, los resultados obtenidos son producto de la inclusión de 7 preguntas relacionadas con estos temas en la Encuesta Nacional del Uso del Tiempo (ENUT) de 2020 y 2021. Según Juan Daniel Oviedo, director del DANE, estas fueron construidas a partir del documento Guidance for Measuring Intra-Household Power and Decision-making de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa (UNECE). Y su objetivo es analizar, desde una perspectiva de género, las asimetrías que existen entre hombres y mujeres en la negociación y toma de decisiones financieras, las relacionadas con el trabajo remunerado y las asociadas con las libertades personales y de socialización


El informe no tuvo en cuenta a las parejas del mismo sexo porque, según el directo del DANE, “no son un universo representativo y, pese a su importancia, el centro del trabajo es conocer la situación en la que se encuentran las mujeres con respecto a los hombres en la negociación y toma de decisiones al interior del hogar, y esto puede examinarse mejor en términos de la relación entre mujeres y hombres en las parejas”.

De acuerdo con el DANE y el proyecto Quanta-Cuidado y Género, las estadísticas sobre cómo se toman decisiones al interior de los hogares ofrecen datos relevantes sobre las desigualdades de género y permiten diseñar de forma más asertiva las políticas públicas. 

Históricamente, las estadísticas sobre la situación de las mujeres se han centrado en mostrar los resultados finales que emergen de procesos de tomas de decisión al interior de los hogares —por ejemplo, la participación de las mujeres en cargos con importantes tomas de decisión o en el mercado laboral—. Sin embargo, según el reporte del DANE, “no han explorado en profundidad cómo se toman las decisiones en la esfera familiar y personal más inmediata, es decir, dentro del hogar”.

Para Fiona Willis, estadística de la Comisión Económica para Europa de las Naciones (UNECE), aunque este tipo de ejercicios ya se ha realizado en otros países, como Serbia, Italia y México, la labor que está haciendo el DANE es mucho más compleja. 

“Esto lo digo en dos sentidos. En primer lugar, porque son muy pocos los casos en los que las entidades de estadística oficiales deciden incluir estos temas, sea por lo difíciles de abordar o sea por su controversia. En segundo lugar, porque si bien hay otros países que han incluido en sus Encuestas de Uso del Tiempo una que otra pregunta sobre quiénes toman decisiones en los hogares, realmente no se han preocupado por consolidar al respecto una batería o corpus de preguntas como lo ha hecho el DANE y mucho menos por analizarlas”, explicó Willis. 


(Le puede interesar: Incluir mujeres en el equipo de liderazgo de las empresas mejora los indicadores: PageGroup)

En la mayoría de parejas, las mujeres tienen un nivel educativo más alto, pero están fuera del mercado laboral

De acuerdo con el reporte del DANE, 18,6 millones de personas residen junto a una pareja del sexo opuesto al interior del hogar en Colombia. En este sentido, explicó Juan Daniel Oviedo, el universo de estudio del análisis fue de 9,3 millones de parejas.

Como primera medida, el informe reportó que en el 70,9% de las parejas analizadas, el hombre era mayor que la mujer; en el 21,9% la mujer era mayor que el hombre y en el 7,2% las parejas estaban conformadas por integrantes de la misma edad. 

En cuanto al nivel educativo, el DANE resaltó que, en el 60,3% de las parejas analizadas, ambos miembros tuvieron el mismo nivel educativo. Y mientras que en el 24,6% de las parejas, la mujer tuvo mayor nivel educativo que el hombre, en el 15,1% de las parejas el hombre fue quien alcanzó un mayor nivel educativo. Según Juan Daniel Oviedo, director de la entidad, “de los resultados obtenidos, se concluye que la mayoría de personas tienen educación secundaria o media y se evidencia [que hay] más mujeres que hombres con educación superior” en el país. 

En cuanto al estatus laboral, el DANE reveló que, de las 9,3 millones de parejas analizadas, en casi la mitad de estas (4,2 millones) el hombre trabajó de forma remunerada, mientras que la mujer se dedicó al trabajo doméstico al interior del hogar y al cuidado no remunerado. “Esta es la situación más común, pues esos 4,2 millones de parejas representan el 44,8% de la totalidad de las parejas”, afirmó el director del DANE. Por su parte, continuó el reporte, en el 29,4% de las parejas, ambos miembros se encontraban ocupados y tan solo en el 0,2% de las parejas la mujer estaba desocupada y el hombre no participaba en el mercado laboral.

Al respecto, Paula Herrera, profesora de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Pontificia Universidad Javeriana, explicó que el mercado laboral es una de las estructuras más injustas para las mujeres. De acuerdo con la forma en que este opera, las mujeres que son ‘amas de casa’ tienen que asumir los costos de los compromisos familiares, bien sea no participando en el mercado laboral o participando en la informalidad, en trabajos parciales y con salarios muy bajos. 


Esto, según Herrera, “se explica por los roles de género que prevalecen en nuestras sociedades, según los cuales los hombres son vistos como los principales proveedores de los hogares y las mujeres como aquellas que se encargan de las labores domésticas y el cuidado no remunerados. Y lo que vemos en este reporte es preocupante, pues el 44,8% de las parejas cumplen con este estereotipo”. 

También le puede interesar: Por cumplir tareas en el cuidado del hogar, mujeres terminan en trabajos informales: Experta)

La mayoría de hombres reportan tomar solos las decisiones financieras y económicas del hogar

Según el reporte del DANE, en la mayoría de parejas, los hombres reportaron haber tomado decisiones con más frecuencia que las mujeres, sobre todo en lo que respecta al trabajo remunerado y a la solicitud de préstamos para el hogar. 

El reporte destaca tres tipos de decisiones importantes al interior del hogar: 

  1. Decisiones sobre trabajar por pago. Según la información del DANE, el 64,3% de los hombres afirmó ser quien decide, por su cuenta, si tener un empleo o trabajar en un negocio de manera remunerada. En cambio, el 56,7% de las mujeres afirmó que ellas deciden, por sí mismas, si acceder a un empleo de forma remunerada. Por su parte, el 11,8% de los hombres respondió que tiene poder de decisión sobre si su pareja mujer puede tomar un trabajo pago. 
  1. Decisiones sobre libertades personales y socialización. El 82,3% de las parejas reportó que cada miembro decide, de forma individual, de quién pueden ser amiga/o. 
  1. Decisiones financieras del hogar. De acuerdo con el reporte, en las tres preguntas sobre decisiones financieras del hogar, la mayoría de las personas reportó que las decide en pareja. Sin embargo, de acuerdo con el DANE hay “una proporción sistemáticamente mayor de hombres que responden que toman estas decisiones ellos solos, en comparación con el porcentaje de mujeres que lo hacen. Por ejemplo, el 14,5% de los hombres reporta que toma individualmente la decisión de pedir préstamos para el hogar, mientras que este porcentaje es de 6,9% entre las mujeres (una brecha de 7,6 puntos porcentuales)”. 

(Siga leyendo: Cerca de 2.400 millones de mujeres no tienen igualdad de oportunidades económicas: Banco Mundial)