domingo, 4 de diciembre de 2022
Inicio  »  Campo  »  Mandaron semillas al espacio: esperan que ayuden con el cambio climático

Mandaron semillas al espacio: esperan que ayuden con el cambio climático

La FAO y la IAEA enviaron semillas a la Estación Espacial Internacional con el fin de avanzar en el desarrollo de cultivos que se adapten a los daños causados por el cambio climático.

Sorgo, Estación Espacial Internacional, Mutagénesis espacial, Mutación genética, Variedades de semillas, Semillas, Más Colombia

Hoy, son muchas las investigaciones que buscan encontrar alternativas a la crisis alimentaria que se vive —y que podría agravarse sustancialmente— por causa del cambio climático y de otros factores. 

Uno de estos trabajos es el de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés), en conjunto con laboratorios de biotecnología. A través de la energía nuclear —y a días de la COP 27, realizada en Sharm El Sheikh para buscar salidas a la crisis climática y ambiental—, estas organizaciones están realizando un interesante experimento para desarrollar semillas más resistentes a los cambios climáticos extremos. 


Le puede interesar: ¿Es conveniente prohibir los transgénicos? Acosemillas responde

El pasado 7 de noviembre, estos dos organismos internacionales enviaron semillas a la Estación Espacial Internacional para exponerlas a condiciones de microgravedad, lo que según estas entidades es la mezcla de radiación cósmica y temperaturas extremadamente bajas, condiciones que no se pueden reproducir en un laboratorio o en la Tierra. Se trata de semillas de sorgo, un cereal clave en la alimentación humana y animal y del se obtiene etanol, y de Arabidopsis, una de las plantas más estudiadas a nivel genético y fisiológico en el mundo.

Lo que buscan los científicos del Centro Conjunto de Técnicas Nucleares en la Alimentación y la Agricultura, de la FAO y la IAEA, es traerlas de vuelta al planeta para cultivarlas y analizarlas. Esperan entender las mutaciones genéticas inducidas por el espacio, una técnica conocida como mutagénesis espacial, y conocer sus efectos en el crecimiento. 

De esa forma, podrían desarrollar nuevas variedades que se adapten a los efectos del cambio climático y alcancen mayores rendimientos, para aumentar la producción de alimentos. Según indicó Rafael Mariano Grossi, director general de la IAEA, de tener éxito las semillas serán compartidas de manera gratuita con la comunidad científica. 

Esta será la primera vez que la FAO y la IAEA realicen análisis genómicos y biológicos de semillas expuestas a mutagénesis espacial. No obstante, el experimento se basa en casi 60 años de experiencia del Centro Conjunto de la FAO y la IAEA en la inducción de mutaciones en las plantas y en la aceleración de su reproducción mediante radiación para desarrollar nuevas variedades de cultivos agrícolas. Hasta el momento, la variación genética inducida y el mejoramiento por mutación condujo al lanzamiento oficial de más de 3.400 variedades de más de 210 especies de plantas para uso comercial, en 70 países. Entre estas hay cultivos alimentarios, plantas ornamentales y árboles.

Siga leyendo: La seguridad alimentaria y la seguridad sanitaria deben ir de la mano