domingo, 7 de agosto de 2022
Inicio  »  Turismo  »  Programa Preclearance: ¿Realmente le conviene a Bogotá?

Programa Preclearance: ¿Realmente le conviene a Bogotá?

De ser aprobado este programa, viajeros en Colombia con vuelo directo a EE.UU. realizarán en aeropuertos colombianos el proceso de migración y control de entrada a dicho país.

Turismo_Programa_Preclearance_IATA_AEROCIVIL

En enero de 2019, el presidente de la República, Iván Duque, anunció el posible ingreso de Colombia al sistema Preclearance. Explicó que se trata de una medida que busca facilitar la experiencia de los viajeros que se dirigen a los Estados Unidos, al ahorrar tiempo a su llegada a ese país por haber realizado la inmigración desde Colombia. Añadió que la iniciativa se implementaría inicialmente en el aeropuerto El Dorado, “convirtiéndose así, en el primer aeropuerto de Suramérica y el séptimo en el mundo en contar con esta medida”.

En entrevista con el Portal, Lucas Rodríguez, Jefe de Transporte Aéreo de la Aeronáutica Civil, comentó que la medida se encuentra en estudio por parte de las autoridades colombianas. “La Aerocivil viene evaluando las posibles implicaciones de un programa de esta envergadura para tener respuestas claras ante los posibles inconvenientes que pueden surgir”, señaló.

Uno de los aspectos problemáticos, en opinión de Rodríguez, es que el programa exige a los aeropuertos puertas de abordaje exclusivas (desde y hacia EE.UU.), y “eso podría reducir la flexibilidad y capacidad de un aeropuerto”. Al respecto, Andrés Uribe, Country Manager para Colombia de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés), afirmó que el Programa Preclearance es una iniciativa “que alivia la congestión aeroportuaria de las terminales en EE.UU., pero podría restarle competitividad a los aeropuertos y aerolíneas en Colombia”.



Según Uribe, el aeropuerto de Bogotá es un nodo (hub) de conexiones y, como tal, los viajeros deben poder conectar lo más rápido posible de un avión a otro. De ser aprobada la medida, las conexiones en Bogotá podrían alargarse considerablemente, lo cual aumentaría el tiempo de vuelo total de un pasajero. Ese tiempo de vuelo total, en opinión del experto, es uno de los principales criterios de un viajero para escoger una ruta de viaje sobre otra. “Entonces, ante la opción de viajar en conexión por Bogotá, Panamá o Lima, un viajero del sur del continente podría evitar Bogotá porque su viaje tardaría más”, afirmó.

Sin embargo, Rodríguez señaló que, si bien “Bogotá es un hub de pasajeros internacionales, el tráfico doméstico representa el 65% y el internacional el 35%”. En 2019, hubo en el país 42 millones de pasajeros aéreos, de los cuales 28 millones fueron domésticos. En su concepto, “esto hace que, en materia de Preclearance, el caso colombiano sea distinto al de otras ciudades del mundo que dependen exclusivamente del mercado internacional”.

Ambos expertos coinciden en que es necesario evaluar la conveniencia de aplicar la medida en algunos aeropuertos del país. Uribe explicó que esta se ha implementado en 16 aeropuertos de Irlanda, Aruba, Bahamas, Islas Bermudas, Emiratos Árabes Unidos y Canadá, pero hay varias ciudades que han rechazado el ofrecimiento: “Ciudad de México dijo que no y Ámsterdam dijo que no. Estocolmo firmó y después se arrepintió. Buenos Aires y Sao Paulo también se negaron. Colombia tiene que decidir si acepta o no. El preclearance no solo aumentará los tiempos de conexión, sino que también subirá los costos y perderemos espacio en la limitada infraestructura aeroportuaria de Bogotá”, puntualizó.