lunes, octubre 18, 2021
HomeColumnistasReapertura segura

Reapertura segura

foto 19 bien e1622937151408
Gabriel Cifuentes Ghidini
Abogado, magíster en administración pública (MPA) de la Universidad de Harvard, magíster en derecho de la Universidad de Nueva York (NYU) y PhD en derecho penal de la Universidad de Roma. Ex secretario de Transparencia de la Presidencia de la República. @gabocifuentes

Desde hace un par de semanas las cifras de contagios y muertes por covid han mostrado un leve descenso. Al parecer estaríamos ya de salida del tercer pico, que sin lugar a dudas, fue el más crítico de lo que va de la pandemia. Llegamos a un total de 120 mil muertos, más de 15 mil contagios diarios y nos aproximamos a las 600 muertes cada día.

Con el covid no solo se perdieron vidas humanas. El costo económico es incalculable, especialmente para las pequeñas y medianas empresas, los restaurantes y bares, así como también para el sector del arte y del espectáculo. Con el avance sostenido de la vacunación y el mejoramiento de las cifras globales, ciudades como Bogotá están dando pasos agigantados para recuperar esa normalidad perdida. La noticia fue bien recibida y se espera que contribuya a recuperar las enormes pérdidas que produjo el cierre de los establecimientos públicos y de comercio.

La reapertura será gradual y tomando en cuenta todas las medidas de bio seguridad necesarias. No es menor el riesgo que aún persiste. Es por eso que, sin desatender las medidas de autocuidado, el distanciamiento social y el control de aforo, comenzamos a ver a los capitalinos disfrutando de una comida, un trago e incluso una obra de teatro o concierto. Ese oasis de tranquilidad en medio de lo que ha sido la peor crisis sanitaria de los últimos cien años, nos invita a pensar que es momento de lograr ese balance entre la salud pública y la salud de nuestra economía.

Sin incurrir en descuidos ni tampoco en temerarias irresponsabilidades, es preciso darle un aire al comercio y a la industria. Recuperar el empleo, dinamizar la economía y devolverle la tranquilidad mental y social a una ciudadanía que ha sufrido mucho por culpa de la pandemia.

El gran debate que se está teniendo en Colombia y en el mundo, específicamente sobre ese impulso de reabrir todas las actividades, tiene que ver con las medidas que deban tomar las administraciones para garantizar al máximo la seguridad de las personas y así evitar poner en riesgo la salud pública. Una de las propuestas que se ha ventilado es la de exigir la prueba de vacunación como requisito para poder acceder a bares, restaurantes y en general a los sitios cerrados. Dicha medida ha generado controversias de todo tipo.

Le puede interesar  Cómo hacer la transición energética en Colombia

Por un lado, se encuentran aquellos que señalan que el Estado no puede obligar a alguien que no quiera vacunarse a hacerlo. Eso iría en contra de las libertades individuales. Por el otro, hay quienes señalan que si bien la vacuna no debe ser obligatoria, permitir el ingreso a quienes no se hayan inmunizado tampoco lo es. Dicho de otro modo, la libertad de quien no quiere aplicarse la vacuna, no debe interferir en el derecho de los demás en disfrutar con el menor riesgo de las actividades sociales que otrora representaron un foco de contagios.

Si bien el debate es de hondo calado, lo que sí resulta cierto es que una medida de esa naturaleza solo podría implementarse toda vez que el Estado pueda garantizarle plenamente a la población la disponibilidad de vacunas. No tendría sentido exigir un carnet de vacunación si no hay suficientes biológicos disponibles. Ahora bien, el panorama cambia cuando, a pesar de que exista la disponibilidad de las vacunas, una persona decida no aplicársela y aún no se haya logrado la inmunidad de rebaño necesaria para garantizar la tasa de contagios.

Le puede interesar  Pecado culposo

Sea como sea, y sin anticiparse a debates que todavía no deberían darse en nuestro país dado que no hemos llegado a la meta de inmunización necesaria, se debe celebrar que cada vez más, los mandatarios locales estén permitiendo la normalización de las actividades comerciales y culturales. Eso no solo le hace bien a la salud mental, sino también a la economía en general.

foto 19 bien e1622937151408
Gabriel Cifuentes Ghidini
Abogado, magíster en administración pública (MPA) de la Universidad de Harvard, magíster en derecho de la Universidad de Nueva York (NYU) y PhD en derecho penal de la Universidad de Roma. Ex secretario de Transparencia de la Presidencia de la República. @gabocifuentes

VEA TAMBIÉN

¿Qué es la masa madre y en qué se diferencia de la levadura comercial?

Esteban Shuk, ingeniero de sistemas con dotes culinarias y experiencia en pan artesanal de masa madre, nos habla las ventajas y beneficios de este, en el día mundial del Pan.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

DE ESTE COLUMNISTA

COLOMBIA