Expertos resaltaron la importancia de las MiPymes para la recuperación económica | Más Colombia
lunes, 15 de julio de 2024
Inicio  »  Industria  »  Expertos resaltaron la importancia de las MiPymes para la recuperación económica

Expertos resaltaron la importancia de las MiPymes para la recuperación económica

Más Colombia participó en la celebración del día mundial de las micro, pequeñas y medianas empresas –MiPymes– , organizada por Acopi Bogotá-Cundinamarca en alianza con la Universidad Católica de Colombia.
expertos resaltaron la importancia de las mipymes para la recuperacion economica

El evento, ocurrido ayer, tuvo lugar en el salón de convenciones de la Universidad Católica de Colombia. Contó con la presencia de más de ochenta empresarios y hasta el momento la transmisión ha sido visualizada por más de quinientos usuarios, através del canal de Acopi Bogotá-Cundinamarca.

Más Colombia participó como moderador en el panel ¿Qué necesitan las MiPymes para una recuperación económica sostenible? Dicho panel contó con la participación de Zuray Melgarejo, profesora de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Colombia; Gabriela Córdoba, perteneciente a la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (Onudi); Alfredo Bateman, secretario de Desarrollo Económico de Bogotá; Gerardo Benavides, miembro de la junta directiva de Acopi Bogotá-Cundinamarca, y Miguel Ángel Rodríguez, director de Investigaciones del Centro de Estudios del Trabajo (Cedetrabajo). 


Le puede interesar ¿Sustituir importaciones para reactivar las MiPyMEs?

Ante la mejoría que el país ha experimentado en indicadores como el PIB per cápita, luego de una larga temporada de aislamiento con la que se buscó disminuir los contagios por COVID-19, quisimos indagar si Colombia está viviendo un fenómeno de crecimiento o de recuperación económica. A continuación, le contamos a grandes rasgos cuáles fueron los puntos de vista de los panelistas.

¿Es recuperación o crecimiento económico lo que vive Colombia?

La profesora Melgarejo, de la Unal, asegura que el país está en un proceso de recuperación económica. La profesora señaló que, en comparación con los países de América Latina, Colombia se destaca por su recuperación temprana de la economía. 

Durante el segundo trimestre de 2020, la economía sufrió la mayor contracción en más de 100 años. Sectores como la construcción, el comercio y el entretenimiento tuvieron un crecimiento negativo de -30%, aproximadamente. Sin embargo, durante el cuarto trimestre de 2021 la economía se recuperó visiblemente y el crecimiento continuó durante el primer trimestre de 2022. En lo que va de este año, se ha presentado un crecimiento del Producto Interno Bruto de alrededor del 8,5%, “con lo cual se consolida la recuperación de la economía y se dejan atrás los principales efectos de la crisis provocada por la pandemia”, señaló la docente. Entre los sectores que lideran el desempeño positivo en 2022 se destacan el del entretenimiento, las comunicaciones, el comercio, la manufactura y la industria, con una expansión superior al 10%, indicó. 

Frente a este tema, Miguel Ángel Rodríguez, de Cedetrabajo, manifestó que, si bien Colombia está teniendo unas tasas de crecimiento positivas, estas no se deben entender como recuperación económica. Rodríguez presentó un análisis de lo ocurrido con la economía colombiana desde 2019, año en el que registraba “una  destrucción continua del aparato productivo y en particular de la industria”, que venía de tiempo atrás. Para explicar este argumento, señaló que, por ejemplo, la industria textil en Colombia “desde hace más de diez años no está creando empleos”. 

Luego, con la pandemia, la crisis se agravó, pues los confinamientos generaron que varias actividades fueran suspendidas. Los teatros y muchas fábricas fueron algunos de los establecimientos que cerraron, indicó Rodríguez.


Para mayo de 2022, el 5,5% de las empresas pertenecientes al sector del calzado reportaron dificultades en sus operaciones, bien porque se encontraban en un cierre temporal o porque tenían operaciones limitadas. Este panorama, en concepto de Rodríguez, muestra que el país todavía no presenta un 100% de actividad económica en comparación con 2019.

Desempleo: un tema sin resolver

Melgarejo afirmó que el caso colombiano muestra que la recuperación de la crisis económica general no necesariamente lleva a la recuperación de los empleos. En la actualidad, no se ha logrado disminuir la tasa de desempleo a un solo dígito.

En este punto coincidió Bateman. El secretario de Desarrollo Económico de Bogotá afirmó que “tenemos una reactivación paradójica porque va mucho más rápida la recuperación de la producción que la del empleo”. En su concepto, este será uno de los principales desafíos de este año. 

Según explicó, los datos del PIB de Bogotá, correspondientes al primer trimestre de 2022, muestran un crecimiento de la economía de la ciudad del 11,5%, frente a un crecimiento del país de 8,5%. Si bien Bogotá superó los niveles de producción de 2019, el empleo no presenta la misma tendencia y será todo un reto que la ciudad vuelva, al menos, a los niveles de 2019.

Por su parte, Miguel Ángel Rodríguez enfatizó en que la mejor manera de saber cuál es el estado de la economía es revisar cómo se comporta el empleo. Con ello en mente, planteó que la situación es crítica, pues no solo Colombia no ha logrado recuperar los niveles de empleo de 2019, sino que el desempleo de ese año fue mayor al de 2018. A lo anterior añadió que, “si queremos cerrar la brecha en términos de género, Colombia tendría el reto de crear cuatro millones de empleos”.

Lea también “La economía del cuidado fácilmente podría representar el 30% del PIB”: Patricia Jaramillo

Recuperación empresarial

Los panelistas coincidieron en que las micro, pequeñas y medianas empresas han sufrido duramente con la crisis generada por la pandemia de Covid-19 y fenómenos posteriores como la crisis de las cadenas de suministro y más recientemente la guerra en Ucrania. 

Gabriela Córdoba, de la Onudi, explicó que se debe dar un proceso de transición para la creación de capacidades en el sector empresarial, a través de una planificación estratégica que permita una transformación paulatina pero sostenida.


En momentos de recuperación económica, la planificación “se hace más importante porque los recursos son más escasos y porque los retos son mayores en el entorno”, aseguró Córdoba. Para las empresas, entonces, resulta positivo adelantar procesos de sostenibilidad, mediante la aplicación de metodologías que apunten a mejorar la eficiencia en el uso de los recursos y a adoptar tecnologías más limpias.

La reindustrialización como propuesta

En el panel también se discutió si Colombia requiere un proceso de reindustrialización. Al respecto, Miguel Ángel Rodríguez afirmó que esta constituye una tarea necesaria, pero insuficiente. 

Para Rodríguez, el sector industrial es clave para el desarrollo de los países. “En la medida en que vendamos productos con un alto valor agregado, estaremos aportando al desarrollo nacional”, afirmó. Para el director de Investigaciones de Cedetrabajo, la industria constituye un motor continuo de innovación, por ser generadora de empleo y de flujo económico. Debido a esto, la recuperación económica de Colombia pasa por recuperar la malla industrial, señaló.

Finalmente, Gerardo Benavides, de Acopi Bogotá-Cundinamarca, afirmó que para lograr la recuperación de las MiPymes, las cuales representan el 96% de las empresas en Colombia, aportan el 40% del PIB y el 80% del empleo, se necesita recuperar el nivel que tuvo el sector en 2019. Ello requiere recobrar los 500 mil empleos que continúan perdidos. 

En su concepto, las micro, pequeñas y medianas empresas son particularmente susceptibles a los altos costos de las materias primas para la producción, debido a que, por definición, no pueden aprovechar las economías de escala propias de las empresas más grandes. Estos costos se transfieren al precio de venta final de cada unidad, aspecto que ha generado una fuerte disminución de las ventas y, en consecuencia, de las utilidades. 

De acuerdo con Benavides, las MiPymes colombianas están orientadas en un 35% a servicios, 30% al comercio, 22% a la industria y 7% al agro, en un país que es 80% rural y 20% urbano. En un proceso de reindustrialización, señaló, las MiPymes dedicadas a la industria deberían pasar del 22% al 40%. 

Asimismo, afirmó que las MiPymes dedicadas al agro deberían aumentar, dadas las características territoriales del país y la importancia del sector agropecuario para la economía. Así pues, sugirió priorizar el agro en una eventual asignación de recursos, y apoyar a las empresas que ya han mostrado buen desempeño.


El panel también contó con opiniones acerca del rol del Estado en la recuperación económica, los estímulos necesarios para avanzar en un desarrollo sostenible de las MiPymes y los retos que enfrentan las micro, pequeñas y medianas empresas en el contexto actual.

Siga leyendo La producción industrial se sigue recuperando