lunes, octubre 18, 2021
HomeTurismoProvidencia: "El Gobierno se está dando cuenta de que la arquitectura tradicional de madera tiene sentido"

Providencia: “El Gobierno se está dando cuenta de que la arquitectura tradicional de madera tiene sentido”

Ocho meses después del paso del huracán Iota, Catalina Toro, arquitecta, doctora en Ciencia Política y especialista en Historia Ambiental y Ecología Política del Caribe, analiza la lenta reconstrucción de Providencia.

Usted estuvo en Providencia hace poco, ¿cómo es la situación allí?

Providencia es lo más parecido a Cuba en este momento, está totalmente bloqueada. No hay ninguna actividad económica. No hay comercio, no hay agricultura. Los providencianos viven de la pesca, pero desde hace siete meses no tienen ni motores ni botes. No hay turismo tampoco. El Gobierno no deja entrar un solo turista a pesar de ser la fuente de su economía. 

En Providencia, ¿cuántas casas están totalmente destruidas y cuántas necesitan un mejoramiento por daños parciales?

Como consecuencia del huracán, el 98% de las viviendas e infraestructura pública quedaron destruidas. En total, más de 2.000 familias lo perdieron todo. Pocos días después de la catástrofe, el 20 de noviembre de 2020, el Gobierno anunció que en 100 días iba a reconstruir las viviendas del archipiélago. Eso representaba 1138 viviendas nuevas por construir, 877 viviendas por reparar y otras 180 a las que hacía falta repararles únicamente el techo.

El balance de la reconstrucción es negativo y el nivel de ejecución de los funcionarios es bastante pobre: se construyeron solamente dos viviendas nuevas y se repararon 500 viviendas. Hace poco, el Gobierno aumentó el número de viviendas a reparar y disminuyó el de las viviendas nuevas a construir. Al hacer las cuentas, uno se da cuenta de que casi 300 viviendas desaparecieron.

¿Qué solución provisional se le ha dado a la gente? 

Actualmente, la gente está viviendo en carpas, con baños provisionales y muchos de ellos son personas mayores. Los techos han sido colocados por la misma gente con materiales reciclados. 

Si bien se les está poniendo techo a las viviendas, el Gobierno no ha hecho nada en cuanto al hábitat, es decir, en cuanto a los espacios públicos, comunes, culturales, espirituales… Hasta el momento, no se ha empezado a reconstruir el hospital, la alcaldía ni el colegio.

¿Qué proporción de los habitantes afectados se ha beneficiado con los programas del Gobierno nacional?

Solamente una tercera parte de la población tiene ya su vivienda, y estas suelen presentar problemas. Otra dificultad para los habitantes es que no saben cuándo se van a reconstruir sus casas. El Gobierno se ha negado a publicar listas de priorización con nombres propios por sectores.  

Es importante recordar que antes del huracán había un déficit de vivienda en Providencia; más de 300 familias de la comunidad raizal no tenían casa propia, sino que vivían en arriendo. A estas familias, que están viviendo en carpas ahora, se les ha negado el derecho a la reconstrucción. 

Le puede interesar  "Tuvimos la mala suerte de no ser un destino durante 50 años. Hoy tenemos una oportunidad gigantesca" Parte 1

¿Qué medidas se deben tomar para agilizar la construcción de las casas y demás obras de infraestructura necesarias, respetando las particularidades culturales y arquitectónicas de las islas?

Considero que la manera más fácil de reconstruir es partiendo de lo que quedó y añadiendo las especificaciones antihuracanes. No es necesario tumbar la cimentación cuando está en perfecto estado. Además, en muchos casos, permanecieron los primeros pisos de madera. Aunque el Gobierno poco a poco ha venido entendiendo esto, está trayendo de afuera unas casas con un sistema de construcción que no tiene nada que ver con el de la isla. Al imponer un único modelo de vivienda, está rompiendo con este patrimonio cultural y arquitectónico. 

Providencia casas 1
Imagen de Providencia, antes del paso del huracán Iota

¿Qué papel está desempeñando la comunidad en la reconstrucción de las casas y demás obras de infraestructura? 

La comunidad es extremadamente creativa. La gente ha ido reciclando el material que quedó. Un ejemplo de eso fue la construcción de una casa isleña gracias a la madera del edificio de la alcaldía que fue desmantelado por el Gobierno. En este proceso, los miembros de la comunidad se estuvieron enseñando el sistema de construcción tradicional. Cada vez más, el Gobierno se está dando cuenta de que esta arquitectura de madera tiene sentido, que la gente se siente más a gusto y que hay un conocimiento ancestral en Providencia. 

Sabemos que en Providencia y San Andrés el turismo es el principal motor de la economía. ¿Han vuelto los turistas a Providencia y a San Andrés?

Es bueno comparar las dos islas. Por un lado, San Andrés recibe un millón de turistas al año, es un turismo de masas y ya volvieron los turistas a la isla. Por otro lado, a  Providencia llega una cuarta parte del turismo de San Andrés. Se caracteriza por ser un turismo de naturaleza, sin grandes hoteles, con un desarrollo de posadas nativas. Ellos no tienen mucha infraestructura y la gente todavía es dueña de su tierra. Eso es lo que el Gobierno quiere cambiar. 

Desde principios de junio ha empezado la temporada de huracanes en la zona. ¿Cómo se están preparando las islas para hacerle frente?

La comunidad providenciana está pendiente de las noticias climáticas. Sin embargo, no hay una gestión de riesgos y desastres responsable. La postura política de nivel nacional y local es absolutamente irresponsable porque no previene. Han pasado ocho meses y todavía no hay refugios, no hay medidas de prevención o de reubicación, no hay un ordenamiento territorial. Es como si la gente quedara a su suerte.

Más crónicas

  • Informalidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes, Ventas

    Aunque en los últimos diez años la informalidad ha caído un 6,9%, sigue siendo significativamente alta. En el periodo abril-junio de este año fue de 48,5%.

  • Recicladores, Informalidad,

    Según la Organización Mundial del Trabajo, el empleo informal abarca a “las personas ocupadas que por ley o en la práctica, no se encuentran cubiertas por la legislación laboral nacional”.

  • Informalidad, Ventas, Ruralidad, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Tal vez la cara más reconocida de la informalidad es la de los vendedores ambulantes. No obstante, no es la única.

  • Informalidad, Ventas, Libros, Librería

    Es común que los trabajadores de pequeños comercios laboren en condiciones de informalidad, así como muchos de los ocupados en oficios domésticos, de construcción y de reparación, entre otros.

  • Paseador de perros, Perros, Informalidad

    En el periodo abril-junio de este año, el 65,8% de los “cuenta propia” eran ocupados informales (DANE).

  • Vendedor ambulante, Ventas, Informalidad,

    La informalidad afecta más a los hombres. Según los datos del DANE para el periodo abril-junio, esta se situó en un 44,4% en el caso de las mujeres y ascendió al 55,6% en el de los hombres (DANE).

  • Venta de minutos, Informalidad, Ventas ambulantes, Vendedor ambulante

    De las 23 capitales departamentales y Áreas Metropolitanas encuestadas por el DANE, Manizales tuvo la menor informalidad en el periodo abril-junio, con 38,8%. En Santa Marta, Valledupar, Sincelejo, Riohacha y Cúcuta A.M., la informalidad estuvo entre el 60 y el 70%.

  • Reparación de vehículos, Informalidad, Taller, Vehículos, Carros

    Comercio y reparación de vehículos es la actividad económica que más informalidad concentra. 1 de cada 3 ocupados en esta actividad es informal.

  • Trabajador rural, Informalidad, Campesino, Jornalero, Obrero agrícola

    En el campo hay una alta informalidad. Esta prevalece, por ejemplo, entre los campesinos y los jornaleros u obreros agrícolas.

  • Informalidad, Lotería, Vendedor ambulante, Ventas ambulantes

    Entre los ocupados informales, solo el 37,4% cotiza a pensión. Al sistema de salud cotiza el 91,1%.

Informalidad: mucho más que ventas ambulantes

En Colombia, la informalidad tiene muchas caras. Conozca los datos más relevantes sobre este fenómeno.
  • Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

    Probablemente, las plazas de mercado ya no son como usted las recuerda. Más Colombia recorrió la Plaza de Paloquemao y constató por qué es un patrimonio de los bogotanos.

  • Las plazas distritales de mercado de Bogotá, se destaca que obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

    Las plazas distritales de mercado de Bogotá obtuvieron el primer lugar entre 76 iniciativas participantes en los Premios Latam Smart City Awards 2019.

  • Plaza, Zanahoria, Habichuelas

    La plaza de mercado de Paloquemao nació en 1864, pero se inauguró en Julio de 1972, cuando se construyeron las nuevas bodegas. Sus más de 1.240 locales comerciales abren las puertas de 4:30 de la mañana a 4:30 de la tarde. Como dato curioso, toma su nombre de un árbol que se quemó sin razón alguna.

  • En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

    En Paloquemao se consiguen productos alimenticios que muchas veces no están disponibles en almacenes de cadena. Al caminar por sus pasillos, es posible ver la riqueza agrícola de nuestro país. Los productos son frescos, gracias a la alta rotación, y a diferencia de los supermercados no utilizan cadena de frío.

  • El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

    El mangostino o mangostán es una fruta tropical procedente de Asia, a la que se le atribuyen multiples benificios para salud. Se dice que el sabio Mutis sembró los primeros árboles de esta planta en Mariquita, Tolima, donde todavía pueden ser vistos por locales y turistas.

  • Melocoton

    Melocotón, y casi cualquier fruta exótica, se consigue en la plaza de Paloquemao, una de las más importantes del país.

  • Si lo que busca es darle un poco de sabor y picante a sus comidas, puede conseguir una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

    Se consigue una gran variedad de chiles y ajíes, tanto nacionales como importados.

  • Plaza2

    En la zona de cárnicos se encuentran carnes maduradas y cortes sofisticados, que siguen las tradiciones culinarias colombianas y de países como Argentina.

  • Las carnes que están a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

    Las carnes a la venta están refrigeradas y siguen un estricto control de calidad.

  • Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

    Implementos de cocina, cucharones de palo, cuchillos, sartenes y molinillos hacen parte de la oferta de la Plaza.

  • Morteros

    Artesanos de la madera y la piedra elaboran piezas únicas en fábricas pequeñas y medianas.

  • Especias

    Doña María Mancera se especializa en riegos para la suerte y hierbas de todo tipo.

  • También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

    También se comercializan productos que prometen mejorar la suerte o el amor, entre los que se destacan jabones y otros de nombres como prosperidad, sígueme, abre caminos, leche de la mujer amada y quereme.

Si no está en el supermercado, puede estar en Paloquemao

Más allá de la facilidad que representa ir a la tienda o el supermercado de la esquina, las plazas de mercado siguen ofreciendo a sus visitantes productos que difícilmente se consiguen en otros establecimientos. Más Colombia recorrió la plaza de Paloquemao. Esto fue lo que encontró.
  • Sillas, Madera, Mueble

    Colombia tiene una larga tradición en la fabricación de muebles de madera.

  • Muebles, Maderas

    En el Barrio 12 de Octubre, en Bogotá, se encuentra uno de los principales centros de producción de muebles de madera del país, con más de 600 comerciantes y fabricantes.

  • Don Luis

    Luis Jesús Rueda, conocido como don Luis, comenzó hace más de 50 años en la fabricación de muebles para el hogar. Diseña y fabrica comedores, salas y alcobas.

  • Muebles colombianos

    “Antes de la pandemia vendía mensualmente 50 millones más o menos, y luego llegó el Paro y acabo de afectar las cosas. Hoy en día las ventas no superan los 10 millones, y ahí vamos recuperándonos lentamente”, afirma don Luis.

  • Muebles, Madera, 12 de Octubre

    Don Luis no accedió a las ayudas que ofreció el gobierno para proteger el empleo, pues trabaja en la informalidad, por pieza terminada. Asegura que este fue el caso de la mayoría de empresarios del barrio.

  • Muebles, Maderas

    En los últimos meses ha acudido a redes sociales como Instagram para promocionar sus muebles. Sin embargo, don Luis señala que “a la gente le gusta es mirar el producto, mirarlo a ver cómo es la calidad”.

  • Sofa

    La mayoría de las telas que utiliza son importadas. Lo mismo sucede con las pinturas y las espumas.

  • Muebles, Madera, Carpintería, 12 de Octubre

    Don Luis no se muestra preocupado por la competencia de empresas como Ikea, la cual tiene estimado llegar al país en 2023. Argumenta que, como artesano de la madera, puede construir cualquier mueble que el cliente desee, a partir del diseño o fotografía que este provea.

  • Carpintero

    "En el sector generamos mucho empleo: ebanistas, pintores, carpinteros, transportadores, vendedores. Somos un sector bien importante”, puntualiza don Luis.

  • Muebles, madera, Carpintería, 12 de Octubre

    Después de 50 años de fabricar y comercializar sus productos en el 12 de Octubre, don Luis está convencido de que los empresarios del barrio “tienen madera”.

Le puede interesar  Emprendedores proponen medidas para facilitar la creación y permanencia de empresas

El barrio 12 de Octubre tiene madera

Más Colombia conversó con don Luis, fabricante de muebles. Contó cómo ha cambiado el sector en los últimos años y se mostró confiado ante la entrada de grandes empresas como Ikea.
  • En el barrio El Restrepo, al sur de Bogotá, se empezaron a asentar fabricantes artesanales de zapatos y productos de cuero desde la década de 1960.

    En el barrio El Restrepo, al sur de Bogotá, se empezaron a asentar fabricantes artesanales de zapatos y productos de cuero desde la década de 1960.

  • IMG 6739

    Cuando comenzó la Pandemia, a don Tulio le tocó despedir a todos sus obreros. Mientras las ventas se recuperan, se encarga de la fabricación de los zapatos y de la comercialización.

  • IMG 6787 scaled

    En los talleres de Elegancia 17 se especializan en zapatos elegantes y de novia, en los que la competencia de los zapatos importados y de contrabando es menor.

  • IMG 6745 scaled

    Preparando las suelas.

  • IMG 6718 scaled

    Desde hace varios meses, Yeimi solo trabaja dos días a la semana. Espera que todo mejore y que los clientes regresen para que el barrio vuelva a ser como antes.

  • IMG 6669 scaled

    En El Restrepo se fabrican y se venden zapatos para todos los gustos.

  • IMG 6663 scaled

    En Calzado Jhorban se especializan en zapatos a la medida de diferentes estilos. Población trans, clowns y drag queens se benefician con los diseños de tallas grandes.

  • IMG 6661 1 scaled

    Bota de plataforma en cuero sintético, especialmente diseñada para la población drag.

  • IMG 6643 1 scaled

    Hormas, plataformas y suelas dan cuenta del proceso de manufactura, made in Colombia, de los zapatos que se comercializan en El Restrepo.

spot_img

Providencia: “El Gobierno se está dando cuenta de que la arquitectura tradicional de madera tiene sentido”

Ocho meses después del paso del huracán Iota, Catalina Toro, arquitecta, doctora en Ciencia Política y especialista en Historia Ambiental y Ecología Política del Caribe, analiza la lenta reconstrucción de Providencia.

Usted estuvo en Providencia hace poco, ¿cómo es la situación allí?

Providencia es lo más parecido a Cuba en este momento, está totalmente bloqueada. No hay ninguna actividad económica. No hay comercio, no hay agricultura. Los providencianos viven de la pesca, pero desde hace siete meses no tienen ni motores ni botes. No hay turismo tampoco. El Gobierno no deja entrar un solo turista a pesar de ser la fuente de su economía. 

En Providencia, ¿cuántas casas están totalmente destruidas y cuántas necesitan un mejoramiento por daños parciales?

Como consecuencia del huracán, el 98% de las viviendas e infraestructura pública quedaron destruidas. En total, más de 2.000 familias lo perdieron todo. Pocos días después de la catástrofe, el 20 de noviembre de 2020, el Gobierno anunció que en 100 días iba a reconstruir las viviendas del archipiélago. Eso representaba 1138 viviendas nuevas por construir, 877 viviendas por reparar y otras 180 a las que hacía falta repararles únicamente el techo.

El balance de la reconstrucción es negativo y el nivel de ejecución de los funcionarios es bastante pobre: se construyeron solamente dos viviendas nuevas y se repararon 500 viviendas. Hace poco, el Gobierno aumentó el número de viviendas a reparar y disminuyó el de las viviendas nuevas a construir. Al hacer las cuentas, uno se da cuenta de que casi 300 viviendas desaparecieron.

¿Qué solución provisional se le ha dado a la gente? 

Actualmente, la gente está viviendo en carpas, con baños provisionales y muchos de ellos son personas mayores. Los techos han sido colocados por la misma gente con materiales reciclados. 

Si bien se les está poniendo techo a las viviendas, el Gobierno no ha hecho nada en cuanto al hábitat, es decir, en cuanto a los espacios públicos, comunes, culturales, espirituales… Hasta el momento, no se ha empezado a reconstruir el hospital, la alcaldía ni el colegio.

¿Qué proporción de los habitantes afectados se ha beneficiado con los programas del Gobierno nacional?

Solamente una tercera parte de la población tiene ya su vivienda, y estas suelen presentar problemas. Otra dificultad para los habitantes es que no saben cuándo se van a reconstruir sus casas. El Gobierno se ha negado a publicar listas de priorización con nombres propios por sectores.  

Es importante recordar que antes del huracán había un déficit de vivienda en Providencia; más de 300 familias de la comunidad raizal no tenían casa propia, sino que vivían en arriendo. A estas familias, que están viviendo en carpas ahora, se les ha negado el derecho a la reconstrucción. 

Le puede interesar  Solo cuatro playas en Colombia cuentan con sello ecológico

¿Qué medidas se deben tomar para agilizar la construcción de las casas y demás obras de infraestructura necesarias, respetando las particularidades culturales y arquitectónicas de las islas?

Considero que la manera más fácil de reconstruir es partiendo de lo que quedó y añadiendo las especificaciones antihuracanes. No es necesario tumbar la cimentación cuando está en perfecto estado. Además, en muchos casos, permanecieron los primeros pisos de madera. Aunque el Gobierno poco a poco ha venido entendiendo esto, está trayendo de afuera unas casas con un sistema de construcción que no tiene nada que ver con el de la isla. Al imponer un único modelo de vivienda, está rompiendo con este patrimonio cultural y arquitectónico. 

Providencia casas 1
Imagen de Providencia, antes del paso del huracán Iota

¿Qué papel está desempeñando la comunidad en la reconstrucción de las casas y demás obras de infraestructura? 

La comunidad es extremadamente creativa. La gente ha ido reciclando el material que quedó. Un ejemplo de eso fue la construcción de una casa isleña gracias a la madera del edificio de la alcaldía que fue desmantelado por el Gobierno. En este proceso, los miembros de la comunidad se estuvieron enseñando el sistema de construcción tradicional. Cada vez más, el Gobierno se está dando cuenta de que esta arquitectura de madera tiene sentido, que la gente se siente más a gusto y que hay un conocimiento ancestral en Providencia. 

Sabemos que en Providencia y San Andrés el turismo es el principal motor de la economía. ¿Han vuelto los turistas a Providencia y a San Andrés?

Es bueno comparar las dos islas. Por un lado, San Andrés recibe un millón de turistas al año, es un turismo de masas y ya volvieron los turistas a la isla. Por otro lado, a  Providencia llega una cuarta parte del turismo de San Andrés. Se caracteriza por ser un turismo de naturaleza, sin grandes hoteles, con un desarrollo de posadas nativas. Ellos no tienen mucha infraestructura y la gente todavía es dueña de su tierra. Eso es lo que el Gobierno quiere cambiar. 

Desde principios de junio ha empezado la temporada de huracanes en la zona. ¿Cómo se están preparando las islas para hacerle frente?

La comunidad providenciana está pendiente de las noticias climáticas. Sin embargo, no hay una gestión de riesgos y desastres responsable. La postura política de nivel nacional y local es absolutamente irresponsable porque no previene. Han pasado ocho meses y todavía no hay refugios, no hay medidas de prevención o de reubicación, no hay un ordenamiento territorial. Es como si la gente quedara a su suerte.

spot_img

VEA TAMBIÉN

Así será la próxima Politica Agrícola Común en la Unión Europea

Mathieu Courgeau, campesino y presidente de "Pour une autre PAC", una plataforma francesa que aboga por una política agrícola europea alternativa, discute los desafíos de la Política Agrícola Común (PAC) que está por aprobarse en el Parlamento europeo para los próximos siete años.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“45 de los 59 Parques Nacionales enfrentan algún grado de amenaza”: ...

En su primer Informe, Parques Nacionales ¿cómo vamos? reportó que el Sistema de Parques Nacionales cuenta con más de 17 millones de hectáreas protegidas. La mayoría enfrenta algún tipo de riesgo.

COLOMBIA