HomeTurismoProvidencia: "El Gobierno se está dando cuenta de que la arquitectura tradicional de madera tiene sentido"

Providencia: “El Gobierno se está dando cuenta de que la arquitectura tradicional de madera tiene sentido”

Ocho meses después del paso del huracán Iota, Catalina Toro, arquitecta, doctora en Ciencia Política y especialista en Historia Ambiental y Ecología Política del Caribe, analiza la lenta reconstrucción de Providencia.

Usted estuvo en Providencia hace poco, ¿cómo es la situación allí?

Providencia es lo más parecido a Cuba en este momento, está totalmente bloqueada. No hay ninguna actividad económica. No hay comercio, no hay agricultura. Los providencianos viven de la pesca, pero desde hace siete meses no tienen ni motores ni botes. No hay turismo tampoco. El Gobierno no deja entrar un solo turista a pesar de ser la fuente de su economía. 

En Providencia, ¿cuántas casas están totalmente destruidas y cuántas necesitan un mejoramiento por daños parciales?

Como consecuencia del huracán, el 98% de las viviendas e infraestructura pública quedaron destruidas. En total, más de 2.000 familias lo perdieron todo. Pocos días después de la catástrofe, el 20 de noviembre de 2020, el Gobierno anunció que en 100 días iba a reconstruir las viviendas del archipiélago. Eso representaba 1138 viviendas nuevas por construir, 877 viviendas por reparar y otras 180 a las que hacía falta repararles únicamente el techo.

El balance de la reconstrucción es negativo y el nivel de ejecución de los funcionarios es bastante pobre: se construyeron solamente dos viviendas nuevas y se repararon 500 viviendas. Hace poco, el Gobierno aumentó el número de viviendas a reparar y disminuyó el de las viviendas nuevas a construir. Al hacer las cuentas, uno se da cuenta de que casi 300 viviendas desaparecieron.

¿Qué solución provisional se le ha dado a la gente? 

Actualmente, la gente está viviendo en carpas, con baños provisionales y muchos de ellos son personas mayores. Los techos han sido colocados por la misma gente con materiales reciclados. 

Si bien se les está poniendo techo a las viviendas, el Gobierno no ha hecho nada en cuanto al hábitat, es decir, en cuanto a los espacios públicos, comunes, culturales, espirituales… Hasta el momento, no se ha empezado a reconstruir el hospital, la alcaldía ni el colegio.

¿Qué proporción de los habitantes afectados se ha beneficiado con los programas del Gobierno nacional?

Solamente una tercera parte de la población tiene ya su vivienda, y estas suelen presentar problemas. Otra dificultad para los habitantes es que no saben cuándo se van a reconstruir sus casas. El Gobierno se ha negado a publicar listas de priorización con nombres propios por sectores.  

Es importante recordar que antes del huracán había un déficit de vivienda en Providencia; más de 300 familias de la comunidad raizal no tenían casa propia, sino que vivían en arriendo. A estas familias, que están viviendo en carpas ahora, se les ha negado el derecho a la reconstrucción. 

Le puede interesar  Empresas colombianas posicionan sus productos en Amazon

¿Qué medidas se deben tomar para agilizar la construcción de las casas y demás obras de infraestructura necesarias, respetando las particularidades culturales y arquitectónicas de las islas?

Considero que la manera más fácil de reconstruir es partiendo de lo que quedó y añadiendo las especificaciones antihuracanes. No es necesario tumbar la cimentación cuando está en perfecto estado. Además, en muchos casos, permanecieron los primeros pisos de madera. Aunque el Gobierno poco a poco ha venido entendiendo esto, está trayendo de afuera unas casas con un sistema de construcción que no tiene nada que ver con el de la isla. Al imponer un único modelo de vivienda, está rompiendo con este patrimonio cultural y arquitectónico. 

Providencia casas 1
Imagen de Providencia, antes del paso del huracán Iota

¿Qué papel está desempeñando la comunidad en la reconstrucción de las casas y demás obras de infraestructura? 

La comunidad es extremadamente creativa. La gente ha ido reciclando el material que quedó. Un ejemplo de eso fue la construcción de una casa isleña gracias a la madera del edificio de la alcaldía que fue desmantelado por el Gobierno. En este proceso, los miembros de la comunidad se estuvieron enseñando el sistema de construcción tradicional. Cada vez más, el Gobierno se está dando cuenta de que esta arquitectura de madera tiene sentido, que la gente se siente más a gusto y que hay un conocimiento ancestral en Providencia. 

Sabemos que en Providencia y San Andrés el turismo es el principal motor de la economía. ¿Han vuelto los turistas a Providencia y a San Andrés?

Es bueno comparar las dos islas. Por un lado, San Andrés recibe un millón de turistas al año, es un turismo de masas y ya volvieron los turistas a la isla. Por otro lado, a  Providencia llega una cuarta parte del turismo de San Andrés. Se caracteriza por ser un turismo de naturaleza, sin grandes hoteles, con un desarrollo de posadas nativas. Ellos no tienen mucha infraestructura y la gente todavía es dueña de su tierra. Eso es lo que el Gobierno quiere cambiar. 

Desde principios de junio ha empezado la temporada de huracanes en la zona. ¿Cómo se están preparando las islas para hacerle frente?

La comunidad providenciana está pendiente de las noticias climáticas. Sin embargo, no hay una gestión de riesgos y desastres responsable. La postura política de nivel nacional y local es absolutamente irresponsable porque no previene. Han pasado ocho meses y todavía no hay refugios, no hay medidas de prevención o de reubicación, no hay un ordenamiento territorial. Es como si la gente quedara a su suerte.

Más crónicas

  • Pesebre, Navidad, Fiestas, Comercio

    El pesebre, que por generaciones simbolizó la Navidad en los hogares colombianos, ha venido cediendo terreno. Cada vez más, comparte su protagonismo con otros elementos navideños.

  • Navidad, Comercio, Fiestas

    En diciembre, la decoración navideña se toma muchos hogares colombianos. Ventas ambulantes, tiendas de barrio, locales, centros comerciales y supermercados se suman al espíritu navideño, con la esperanza de mejorar los ingresos del año y, como se dice coloquialmente, “hacer su diciembre”.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Muchos de estos productos decorativos son fabricados a mano o de forma artesanal en micro, pequeñas y medianas empresas.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    Gran parte del comercio formal e informal ofrece la decoración navideña desde noviembre.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    A lado de Papá Noel, los muñecos de nieve se posicionan cada vez más como imperdibles de la época navideña.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El árbol navideño es una de las decoraciones que no puede faltar en esta época. En el comercio se consigue una gran variedad de árboles, la mayoría plásticos, de distintos tamaños, precios y acabados.

  • Navidad, Fiestas, Comercio, Centro comercial

    Al verde y el rojo, que han sido los colores tradicionales de la época decembrina, se han venido sumando otros como el plateado, el dorado y el blanco, más propios de decoraciones que representan la nieve que acompaña estas fiestas en el hemisferio norte. Cada uno de estos colores evoca valores propios de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color blanco en los artículos decorativos evoca la pureza, la fe y la iluminación de la Navidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El color rojo representa la alegría, el amor y la generosidad.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El verde simboliza la esperanza, la naturaleza y la vida.

  • Navidad, Fiestas, Comercio

    El dorado evoca la prosperidad y la riqueza.

¿Qué sería de la Navidad sin sus luces, formas y colores?

¿Qué sería de la Navidad sin la decoración que la caracteriza? Entre luces, Papá Noel, pesebres, árboles de Navidad, muñecos de nieve y renos son protagonistas.
  • navidad, ventas, comercio

    Diciembre es la época más esperada por los comerciantes. Este año, ha pasado una gran cantidad de compradores por las calles y locales de Fontibón, en un diciembre más cercano a la normalidad prepandemia.

  • navidad, ventas, fontibón, tiendas

    Los locales se preparan para esta época del año. Para ello, exhiben llamativas decoraciones y surten hasta el tope sus estanterías con mercancías para todos los gustos y presupuestos.

  • juguetes, peluches, compras

    Juguetes, ropa y zapatos son algunos de los productos con los que familiares y amigos esperan hacer felices a niños y niñas.

  • Tienda de ropa, ventas, navidad

    Los adultos también reciben detalles en Navidad. Pantalones, camisas, faldas y chaquetas hacen parte de los artículos más vendidos.

  • juguetes, ventas, fontibón

    Además de los locales comerciales, hay una gran oferta de ventas ambulantes. Estas se concentran en la carrera 100, muy cerca a la plaza de mercado del barrio.

  • juguetes, ventas ambulantes, navidad

    En esta época navideña, lo que más se ve en los puestos ambulantes son juguetes. Sobresalen los juegos de mesa, los peluches, los superhéroes y los juegos de rol.

  • ventas, navidad, calle

    Muchos de los locales comerciales optan por exhibir sus productos en la calle, para atraer visitantes y competir con los vendedores informales.

  • ventas, calle, fontibón

    Todos los días, los comerciantes alistan desde muy temprano sus productos, para aprovechar la gran afluencia de compradores que hay entre las 8:00 am. y las 9:00 pm.

  • tienda, ventas, juguetes

    En diciembre, las vitrinas y las calles se llenan de juguetes, pero también reflejan las esperanzas de miles de comerciantes que esperan recuperarse de la crisis que ha dejado la pandemia.

Fontibón alumbra su comercio en esta Navidad.

Fontibón es una de las localidades más visitadas por los bogotanos para hacer sus compras navideñas, por la gran variedad de productos y los precios bajos que ofrece tanto el comercio formal como el informal. La carrera 100 es protagonista.
  • Tomate,

    En Ubalá (Cundinamarca) un grupo de campesinos, víctimas del conflicto armado y jóvenes unen sus esfuerzos para reactivar la economía del municipio con la producción de tomate de invernadero.

  • Tomate 2

    “El tomate para nosotros es como la esposa o los hijos, porque uno se enamora de esas plantas”, afirmó Juan Beltrán, un campesino de la región.

  • Tomate 3

    Los habitantes de Ubalá crearon la Asociación Agropujanza del Guavio, para organizar la producción de tomate “Chonto Roble”. “Agropujanza es la viva muestra de que cuando una asociación trabaja y todos ponen su granito de arena se llega lejos”, afirmó Juan Beltrán.

  • Tomate 4

    El éxito de su asociación ha sido tal que semanalmente envían entre 3 y 12 toneladas de tomate a las centrales de alimentos más importantes de Bogotá.

  • Tomate 5

    Actualmente los campesinos del municipio se encuentran en la gestión de alianzas internacionales que les permitan tecnificar las formas de producción de tomate y encontrar nuevos mercados para su producto.

  • Tomate 6

    Los habitantes del municipio lograron hace unos meses una alianza estratégica con el gobierno de República Checa, que decidió aportar recursos para mejorar el sistema de riego de los tomates.

  • Tomate 7

    Según Agropujanza, “un producto que los intermediarios nos compran a $27.000 termina siendo vendido en mínimo $55.000 a los grandes almacenes”. Actualmente, la Asociación adelanta gestiones para comercializar el tomate directamente.

  • Tomate 9

    Los campesinos están buscando alianzas que les permitan exportar sus productos y venderlos sin intermediarios. Con esto en mente, Agropujanza participó en AgroExpo, la feria agropecuaria más grande del país, el pasado mes de octubre.

Le puede interesar  Alianza del Pacífico busca atraer turistas chinos a la región

Campesinos de Ubalá quieren exportar tomate de invernadero

Los campesinos de Ubalá han reactivado la economía a partir de la producción de tomate de invernadero. Actualmente, buscan recursos e incentivos económicos para evitar a los intermediarios.
  • San Victorino, Comercio

    San Victorino es uno de los lugares en donde más se venden disfraces, accesorios y decoración para la temporada de Halloween. Según comentan varios vendedores ambulantes, empezaron a vender accesorios, máscaras y disfraces infantiles desde mediados de septiembre.

  • Máscaras, Halloween

    Las máscaras para adultos llegaron desde hace unos años para quedarse. “Hoy, sorprendentemente, se disfrazan más los adultos que los niños”, afirma Lorena Díaz, vendedora de San Victorino.

  • Máscara, Halloween

    Entre los accesorios más novedosos se encuentran las máscaras de neón para adultos. Se han vendido sobre todo al por mayor para fiestas de disfraces.

  • Superhéroes, Halloween

    “Aunque se imponen tendencias nuevas, desde hace unos años los disfraces que más nos llegan y que más despachamos son los de superhéroes. Se han convertido en los clásicos”, afirma Claudia Fuertes, vendedora de Ensambles y Adornos, en San Victorino.

  • Terror, Payaso, Halloween

    La decoración de terror mantiene su demanda. “Halloween es, de todas formas, la temporada más terrorífica del año”, asegura Alexa Rojas, vendedora de San Victorino.

  • Galerías, Comercio, Halloween

    Galerías es otro de los lugares icónicos para la temporada de Halloween. A diferencia de San Victorino, este año fue mayor la venta de accesorios y decoración que la de disfraces.

  • Halloween, Máscaras, Comercio

    Lo que más se pregunta en el sector son las máscaras de Los Juegos del Calamar. “Desde hace un tiempo, Halloween va al ritmo de las series de Netflix y las películas de Disney. El año antepasado vendimos muchas máscaras de Coco; el pasado, de La Casa de Papel, y este, de la serie coreana”, comenta Lorena Díaz, vendedora de Punto Comercial 53.

  • Calabaza, Halloween

    A diferencia de lo que se vende en otros lugares de la ciudad, como San Andresito y El Restrepo, en la 53 hay varios talleres de artistas que se han comprometido con la celebración de Halloween. Aquí las calabazas hechas en yeso y en cerámica han cobrado un lugar especial. Pintarlas se convierte en un todo un arte.

  • Halloween, Calabazas

    “Con la fascinación de las personas por el bordado, aprovechamos para hacer calabazas tejidas, a una y dos agujas, para este Halloween”, comenta Jesús Rodríguez, profesor de arte y vendedor de la zona de Galerías.

  • Dia de Muertos

    El Día de los Muertos también está presente en Bogotá

Así luce Bogotá en la época más terrorífica del año

Entre máscaras, pelucas y tutús, se vive el Halloween en San Victorino y Galerías.
spot_img

Providencia: “El Gobierno se está dando cuenta de que la arquitectura tradicional de madera tiene sentido”

Ocho meses después del paso del huracán Iota, Catalina Toro, arquitecta, doctora en Ciencia Política y especialista en Historia Ambiental y Ecología Política del Caribe, analiza la lenta reconstrucción de Providencia.

Usted estuvo en Providencia hace poco, ¿cómo es la situación allí?

Providencia es lo más parecido a Cuba en este momento, está totalmente bloqueada. No hay ninguna actividad económica. No hay comercio, no hay agricultura. Los providencianos viven de la pesca, pero desde hace siete meses no tienen ni motores ni botes. No hay turismo tampoco. El Gobierno no deja entrar un solo turista a pesar de ser la fuente de su economía. 

En Providencia, ¿cuántas casas están totalmente destruidas y cuántas necesitan un mejoramiento por daños parciales?

Como consecuencia del huracán, el 98% de las viviendas e infraestructura pública quedaron destruidas. En total, más de 2.000 familias lo perdieron todo. Pocos días después de la catástrofe, el 20 de noviembre de 2020, el Gobierno anunció que en 100 días iba a reconstruir las viviendas del archipiélago. Eso representaba 1138 viviendas nuevas por construir, 877 viviendas por reparar y otras 180 a las que hacía falta repararles únicamente el techo.

El balance de la reconstrucción es negativo y el nivel de ejecución de los funcionarios es bastante pobre: se construyeron solamente dos viviendas nuevas y se repararon 500 viviendas. Hace poco, el Gobierno aumentó el número de viviendas a reparar y disminuyó el de las viviendas nuevas a construir. Al hacer las cuentas, uno se da cuenta de que casi 300 viviendas desaparecieron.

¿Qué solución provisional se le ha dado a la gente? 

Actualmente, la gente está viviendo en carpas, con baños provisionales y muchos de ellos son personas mayores. Los techos han sido colocados por la misma gente con materiales reciclados. 

Si bien se les está poniendo techo a las viviendas, el Gobierno no ha hecho nada en cuanto al hábitat, es decir, en cuanto a los espacios públicos, comunes, culturales, espirituales… Hasta el momento, no se ha empezado a reconstruir el hospital, la alcaldía ni el colegio.

¿Qué proporción de los habitantes afectados se ha beneficiado con los programas del Gobierno nacional?

Solamente una tercera parte de la población tiene ya su vivienda, y estas suelen presentar problemas. Otra dificultad para los habitantes es que no saben cuándo se van a reconstruir sus casas. El Gobierno se ha negado a publicar listas de priorización con nombres propios por sectores.  

Es importante recordar que antes del huracán había un déficit de vivienda en Providencia; más de 300 familias de la comunidad raizal no tenían casa propia, sino que vivían en arriendo. A estas familias, que están viviendo en carpas ahora, se les ha negado el derecho a la reconstrucción. 

Le puede interesar  En 2020 aumentaron los registros de obras literarias y musicales: DANE

¿Qué medidas se deben tomar para agilizar la construcción de las casas y demás obras de infraestructura necesarias, respetando las particularidades culturales y arquitectónicas de las islas?

Considero que la manera más fácil de reconstruir es partiendo de lo que quedó y añadiendo las especificaciones antihuracanes. No es necesario tumbar la cimentación cuando está en perfecto estado. Además, en muchos casos, permanecieron los primeros pisos de madera. Aunque el Gobierno poco a poco ha venido entendiendo esto, está trayendo de afuera unas casas con un sistema de construcción que no tiene nada que ver con el de la isla. Al imponer un único modelo de vivienda, está rompiendo con este patrimonio cultural y arquitectónico. 

Providencia casas 1
Imagen de Providencia, antes del paso del huracán Iota

¿Qué papel está desempeñando la comunidad en la reconstrucción de las casas y demás obras de infraestructura? 

La comunidad es extremadamente creativa. La gente ha ido reciclando el material que quedó. Un ejemplo de eso fue la construcción de una casa isleña gracias a la madera del edificio de la alcaldía que fue desmantelado por el Gobierno. En este proceso, los miembros de la comunidad se estuvieron enseñando el sistema de construcción tradicional. Cada vez más, el Gobierno se está dando cuenta de que esta arquitectura de madera tiene sentido, que la gente se siente más a gusto y que hay un conocimiento ancestral en Providencia. 

Sabemos que en Providencia y San Andrés el turismo es el principal motor de la economía. ¿Han vuelto los turistas a Providencia y a San Andrés?

Es bueno comparar las dos islas. Por un lado, San Andrés recibe un millón de turistas al año, es un turismo de masas y ya volvieron los turistas a la isla. Por otro lado, a  Providencia llega una cuarta parte del turismo de San Andrés. Se caracteriza por ser un turismo de naturaleza, sin grandes hoteles, con un desarrollo de posadas nativas. Ellos no tienen mucha infraestructura y la gente todavía es dueña de su tierra. Eso es lo que el Gobierno quiere cambiar. 

Desde principios de junio ha empezado la temporada de huracanes en la zona. ¿Cómo se están preparando las islas para hacerle frente?

La comunidad providenciana está pendiente de las noticias climáticas. Sin embargo, no hay una gestión de riesgos y desastres responsable. La postura política de nivel nacional y local es absolutamente irresponsable porque no previene. Han pasado ocho meses y todavía no hay refugios, no hay medidas de prevención o de reubicación, no hay un ordenamiento territorial. Es como si la gente quedara a su suerte.

spot_img

VEA TAMBIÉN

“La recuperación de las ventas no va al mismo ritmo de la reapertura de los nego...

En la segunda parte de la entrevista, Guillermo Henrique Gómez, presidente de Acodrés, el gremio de la Industria Gastronómica en el país, aborda la cadena de proveeduría de los restaurantes y explica las razones de su lenta recuperación.

OTRAS SECCIONES

CIFRAS

“45 de los 59 Parques Nacionales enfrentan algún grado de amenaza”: ...

En su primer Informe, Parques Nacionales ¿cómo vamos? reportó que el Sistema de Parques Nacionales cuenta con más de 17 millones de hectáreas protegidas. La mayoría enfrenta algún tipo de riesgo.

COLOMBIA