Crisis láctea en Colombia: inicia investigación por importación masiva de leche en polvo desde Estados Unidos | Más Colombia
miércoles, 17 de julio de 2024
Inicio  »  Campo  »  Crisis láctea en Colombia: inicia investigación por importación masiva de leche en polvo desde Estados Unidos

Crisis láctea en Colombia: inicia investigación por importación masiva de leche en polvo desde Estados Unidos

La importación de leche en polvo desde Estados Unidos está causando estragos. El Gobierno decidió iniciar una investigación para mitigar los efectos de la crisis que enfrenta el sector lácteo. Le contamos.

leche en polvo, crisis láctea, sector lácteo colombiano, Más Colombia

La importación de leche en polvo ha impactado significativamente a la industria láctea del país. Desde hace años, el sector productor ha alertado al Gobierno sobre el impacto de la creciente importación de leche en polvo desde el gigante americano.

Como resultado de estas inquietudes, el Gobierno colombiano ha decidido iniciar una investigación para evaluar los efectos de las prácticas comerciales de importaciones de leche en polvo subsidiada desde Estados Unidos. Se espera que, eventualmente, se ofrezca una solución a los productores colombianos.


La investigación que adelantará el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, llega luego de que se dispararon las preocupaciones por la seguridad alimentaria en el país. Con el crecimiento en las importaciones de leche en polvo, también han aumentado los desafíos para los productores colombianos. Pues bien, el Estado decidió tomar cartas sobre el asunto y evaluar las relaciones comerciales de importación de leche en polvo.

Le contamos en qué va el debate de la leche en polvo importada.

Le puede interesar: 7 alternativas sostenibles que puede usar para reemplazar los plásticos de un solo uso

La importación de leche en polvo tiene a los productores colombianos en vilo

El objetivo del Acuerdo Comercial entre Colombia y Estados Unidos, que tiene vigencia El Acuerdo Comercial entre Colombia y Estados Unidos, que lleva más de una década en vigor, tiene como objetivo facilitar el comercio entre ambas naciones.

Esta positiva relación comercial se logra mediante la eliminación gradual de aranceles sobre una variedad de productos. Pues bien, la leche en polvo es uno de los productos que entran en el acuerdo.


Así las cosas, la situación de la industria láctea colombiana podría empeorar en el próximo año. Desde el 2026, varios productos –incluída la leche en polvo– verán la desgravación completa. De esta manera, se permitirá la importación de leche en polvo sin arancel alguno, lo que se prevé causará un aumento en el ingreso de leche en polvo al territorio colombiano.

Esta situación ha despertado preocupación en la industria láctea colombiana. En múltiples ocasiones, el sector productivo ha manifestado su preocupación por un notable aumento en la leche en polvo americana en los anaqueles de los supermercados nacionales. Y es que, la situación no debe pasarse por el alto, pues los números respaldan esta abrumadora competencia internacional.

Según el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, las importaciones de leche en polvo estadounidense aumentaron un 862 % entre 2012 y 2023.

Durante el mismo período, la producción nacional de la leche en polvo experimentó un mermado crecimiento de apenas 8,8 %, una cifra extremadamente reducida si se tiene en cuenta el crecimiento a pasos agigantados de la industria americana en los comercios colombianos.

ordeñar vaca, vaca lechera, lecheros, producción de leche, Más Colombia

También le puede interesar: Confirmado: zoológicos y parques animales se volverán parques de conservación

En los supermercados colombianos se vende leche en polvo importada

La economía campesina de Colombia depende en gran medida de la producción de leche en polvo. El comportamiento del sector productivo colombiano es preocupante, ya que este derivado de la leche es un componente esencial de la dieta de millones de hogares en todo el país.

El aumento de las importaciones subsidiadas podría poner en peligro la estabilidad de la producción nacional, los productores locales y, en consecuencia, la seguridad alimentaria del país.


En respuesta a esta situación, el Gobierno colombiano apela al Decreto 653 de 2022, que permite la aplicación de derechos compensatorios frente a prácticas comerciales consideradas desleales o perjudiciales para la economía del país. El objetivo de esta medida es proteger los intereses de los productores locales y mantener un comercio internacional justo.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Luis Carlos Reyes Hernández, ha afirmado que el Gobierno del Cambio está comprometido con fomentar un comercio internacional justo que beneficie a todos los involucrados. Se destaca la relevancia de incrementar la producción nacional, promover la inversión y establecer conexiones productivas que fomenten el desarrollo económico sostenible.

La industria láctea colombiana está en crisis

La Federación Colombiana de Ganaderos se ha referido en múltiples ocasiones a la denominada crisis láctea. Una de las dificultades más notables, según la Federación, ha sido la reducción del consumo de leche, con una disminución de alrededor de 14 litros de leche líquida por persona entre 2021 y 2023. Además, la disminución del consumo ha llevado a una disminución en los precios que se abonan a los productores.

Fedegán enfatiza la necesidad de reemplazar la venta de leche en polvo importada por productos locales en respuesta a las dificultades que enfrenta el sector lácteo colombiano.

La idea es sencilla: establecer instalaciones de pulverización en áreas que producen leche aumentaría la productividad del sector lácteo en Colombia. Fedegán afirma que la propuesta permitiría aprovechar los momentos de gran oferta para estabilizar los precios tanto para los productores como para la industria.

La estrategia tendría como objetivo fomentar el empleo en áreas rurales y controlar el costo en el mercado de la leche en polvo.

Lo cierto es que el sector lácteo en Colombia ha sido afectado por una competencia injusta y sin regulación, junto con empresas globales que ofrecen precios más competitivos. Como siempre, se hace un llamado a fomentar el mercado local y defender a los agricultores colombianos.